"

Blog

Así funciona el freno automático de emergencia

Innovación del automóvil

Así funciona el freno automático de emergencia

Este mes en el blog de snovit abordamos un tema de innovación muy relacionado con la seguridad. Los sistemas de frenado automáticos de emergencia conocidos por AEB (Autonomous Emergency Braking), obligatorios en todos los coches y vehículos ligeros nuevos que se están vendiendo en este 2020. Este sistema de frenado funciona de manera automática hasta los 60 km/h, incluso existen algunos modelos más sofisticados que detectan los objetos a 80 km/h.

Con el freno automático de emergencia el factor humano se ve reforzado y esos despistes, excesos de confianza con la distancia de seguridad y otras actuaciones de los conductores son suplidos por un engranaje que asegura que el choque no se produzca a esas velocidades. Según la Comisión Europea en nuestro continente se evitarían en un año 120.000 accidentes y 1.000 muertos con los AEBs, sobre todo en atropellos a peatones. Por ejemplo, un impacto a un peatón con un coche a 24 km/h las opciones de supervivencia llegan al 90%, por tanto aunque no se detenga del todo el coche la velocidad baja ostensiblemente. También el sistema puede ser beneficioso si se cruza un ciclista ya que el AEB reduce la velocidad a 45 km/h. Una salvedad, hay sistemas que todavía no detectan peatones y ciclistas, habría que asegurarse antes de las características de nuestro AEB.

Así funciona el sistema automático de emergencia de frenado

Entre sus virtualidades destaca el de avisar al conductor de un objeto que entorpece la circulación y la de frenar de manera autónoma para evitar el choque.

1: Los vehículos llevan una serie de sensores (láser, lídar, radares, infrarrojos, ultrasonidos o vídeos).

2: Estos sensores identifican los objetos extraños que entorpezcan la circulación.

3: Analizan la velocidad y la distancia y determinan si hay peligro de impacto. Máximo diez metros por delante.

4: Avisa al conductor de manera acústica, visual o con tirones y si existe peligro de choque activa los frenos de manera automática.

5: El dispositivo se desactiva si el conductor interviene con una maniobra, por ejemplo, apretar el pedal de freno.

6: Si tras la frenada no se pisa el embrague, el coche se cala y activa los indicadores de emergencia.

A tener en cuenta:

Que el sistema en ocasiones muy puntuales puede quedar deslumbrado y durante unos segundos no activarse.

Puede haber problemas de detección de objetos si se acumula barro o nieve en el sensor, por tanto, hay que mantenerlo limpio.

Así todo, debemos ser responsables en nuestra conducción porque los sistemas no son infalibles y el conductor debe estar atento siempre.

/ / /

También te podría interesar

Aplicaciones que no deben faltar en tu coche

Aquí van una serie de apps para una conducción mejor que utilizadas con precaución, y siempre desde el salpicadero del coche, el manejo del coche será un placer.

+

Comentarios

No hay comentarios