Blog

Cómo conducir respetando a los ciclistas

Consejos

Cómo conducir respetando a los ciclistas

Es una de las malas noticias que salpican los medios de comunicación continuamente: los numerosos atropellos de ciclistas que se producen por parte de conductores de vehículos a motor con malos hábitos en su manejo.

El buen tiempo posibilita que sean bastantes los aficionados a la bici los que la utilicen para darse un paseo, ponerse en forma o disfrutar con el esfuerzo sobre dos ruedas. Sin embargo, esa actividad se está convirtiendo en peligrosa con demasiada frecuencia.

Veamos una serie de consejos para que esa convivencia en la carretera sea lo más acorde y educada posible.

  • Para empezar en una carretera, por ley, pueden circular vehículos a motor y sin él, caso de las bicicletas (ojo, en las autopistas no pueden circular bicis). Por tanto, nadie tiene preferencia sobre otro y están obligados a respetarse.
  • Los ciclistas tienen los mismos derechos y deberes que los vehículos a motor: coches, camiones o motos. Así que, amigo conductor, los ciclistas no están ahí para molestar nuestro viaje.
  • Mantén la distancia de seguridad como si fuera otro vehículo; que tengamos tiempo para solventar cualquier inconveniente. Recuerda que el chasis del ciclista es su propio cuerpo.
  • Si voy a adelantarle debo pensar que es también igual que cualquier otro vehículo; por ejemplo, a la hora de mantener una distancia y no pasarle rozando ni a gran velocidad ya que el rebufo le puede desequilibrar. La norma exige una distancia de 1,5 metros, también para las motos.
  • No adelantes otro vehículo, por ejemplo, un camión, si viene un ciclista de frente, es una norma de tráfico elemental. El no hacerlo nos puede acarrear una fuerte multa y la retirada de puntos del carné.
  • Hay que recordar que se puede adelantar a un ciclista o cualquier vehículo de tracción animal pisando la línea continua, siempre que no se ponga en peligro al propio ciclista o algún vehículo que venga en sentido contrario. Pero, no te la juegues en cambios de rasante, curvas cerradas o con mucha circulación de frente.
  • Si no puedes adelantar al ciclista no te quedes pegado a él poniéndole nervioso y propiciando algún error que se torne peligroso. Utiliza el claxon solo en contadas ocasiones.
  • Una norma de tráfico que se olvida es que las bicicletas tiene prioridad en la circulación frente a los vehículos a motor. Así que cuando os encontréis con ciclistas en cruces, rotondas o cambios de sentidos, recordad ellos tienen prioridad.
  • Cuando veas un ciclista que circula en tu mismo sentido, ten puesta la antena de la precaución, comprueba la distancia de seguridad para un posible adelantamiento y no le metas presión para que su conducción sea lo más regular posible y no se desequilibre.
  • Estate siempre atento en la carretera porque aunque tu veas un ciclista en solitario puede que forme parte de un grupeto y se haya quedado descolgado y, por tanto, haya que extremar la precaución, sobre todo a las salida de las curvas.
  • Aumenta la precaución en zonas de montaña o con inclemencias meteorológicas como la niebla o la lluvia.
  • Vigila la circulación por los espejos retrovisores, y sé consciente que los ciclistas son difíciles de ver por ellos.
  • En ciudad cada vez son más numerosas las bicis, estate atento porque te pueden aparecer en cualquier cruce, entrada al garaje, etc.
  • Al aparcar vigila para que al abrir la puerta no golpees a algún ciclista que no te hayas percatado de que circulaba por allí.
  • En carretera y en épocas de bonanza climatológica aumenta el número de ciclistas disfrutando de su deporte, así que maximiza la precaución.
  • Piensa en que si fueras tú ciclista cómo te gustaría que te tratasen en la carretera.

¿Y los ciclistas, qué?

Eso es motivo de otro artículo en el blog, pero aquí os dejamos la Guía del ciclista editada por la DGT (Dirección General de Tráfico).

Pero bueno, si eres ciclista no te olvides del casco, reflectantes para la noche, luz intermitente,  luz frontal.

Ten claro cuándo se puede circular en paralelo (máximo dos ciclistas y en carreteras con arcén y visibilidad), utiliza el carril bici o circula siempre por la derecha, advierte previamente de los giros, respeta las normas de circulación y sobre todo los semáforos, recuerda que no tienes preferencia en los pasos de cebra a nos ser que te bajes de la bici, no circules con auriculares y lleva ropa llamativa.

Esperemos que desde snovit hayamos contribuido con este artículo a que los ciclistas sean más respetados en nuestras carreteras.

¡Buen viaje!

/ / /

También te podría interesar

Cómo evitar el sueño mientras conducimos

Tres de cada 10 accidentes de circulación se producen como consecuencia de que el conductor se duerme al volante. Aquí tienes unos consejos para evitar el sueño en el coche.

+

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios