Blog

Cuándo cambiar los componentes del freno de un vehículo

Consejos

Cuándo cambiar los componentes del freno de un vehículo

No descubrimos nada nuevo si ponemos de manifiesto que los frenos son unos de los elementos imprescindibles para la seguridad de nuestro vehículo.

Siempre tenemos que llevar en perfecto estado esos componente para no tener sustos que en algunas ocasiones pueden ser muy graves.

Por eso nos parece interesante exponer en nuestro blog cuándo habría que cambiar sobre todo las pastillas y discos de freno.

1: El primer consejo es que nunca superemos los 20.000 kilómetros sin que hayamos revisado el sistema de frenado del vehículo.

2: Ya la mayoría de los vehículos llevan incorporados sistemas electrónicos de alerta cuando las pastillas de freno estén desgastadas. Hagámosle caso.

3: Si somos conductores que transportamos cargas pesadas habitualmente, por ejemplo con nuestro sistema maxvan de ampliación de espacio en furgonetas, o tenemos que atravesar con periodicidad puertos de montaña con descensos continuados entonces tendremos que revisar con más asiduidad nuestros frenos.

4: Si nuestro caso es el de bajar constantes pendientes lo mejor es utilizar el freno motor con marchas más cortas para que tanto pastillas como discos de freno tengan una mayor durabilidad.

5: También os aconsejamos desde aquí no abusar de los frenazos de emergencia ya que estos desgastan más pastillas y discos. Es fundamental conducir el vehículo manteniendo la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede.

6: El mismo vehículo nos puede transmitir síntomas, por ejemplo, si el pedal del freno se va hasta abajo o la sensación es más esponjosa puede ser que esté fallando el sistema hidráulico y tengamos que llevar el coche rápidamente al taller.

7: Otro caso es que cuando tengamos que pisar hasta el fondo el pedal para frenar lo que puede suceder es que las pastillas o discos estén desgastados y haya que sustituirlos.
Si la pastilla se ha desgastado unos 5 mm, es el momento de cambiarla. No esperemos a que la pastilla se desgaste totalmente, ya que el metal trasero rozará directamente con el disco de freno.

8: El constante chirrido de las pastillas puede deberse a que son nuevas y necesiten un periodo de acople o que estén desgastadas y haya que cambiarlas, para estas incidencias habrá que acudir al taller.

9: En cuanto al líquido de frenos que está en el motor deberemos comprobar que su nivel se encuentra entre las marcas de mínimo y máximo. Al absorber agua el líquido de frenos debemos sustituirlo cada dos años.

10: Por último, deberemos constatar que los recambios de pastillas de freno como de discos sean de gran calidad, nuestra seguridad está en juego.

Hasta aquí nuestros consejos a la hora de cambiar los componentes de freno, esperemos que os sirvan.

¡Buen viaje!

/ / /

También te podría interesar

Consejos para conducir en invierno

En invierno las carreteras se vuelven más peligrosas como consecuencia de la nieve, hielo, lluvia, viento y niebla. ¿Cómo debemos conducir nuestro vehículo?

+

Comentarios

No hay comentarios