Blog

Disfrutar conduciendo en verano

Experiences

Disfrutar conduciendo en verano

Aunque en verano aumente el número de vehículos conduciendo por nuestras carreteras también se puede disfrutar conduciendo admirando el entorno, pero, ojo, atentos a la carretera. ¿Te gusta conducir? Al igual que lo hicimos en su día con el invierno y la primavera lo hacemos con el veranos, aquí tienes 5 lugares por donde puedes hacerlo. Ponte música on the road y a disfrutar.

Ondarroa-Lekeitio-Elantxobe-Urdaibai-Bermeo (Bizkaia)

Comenzamos nuestra rutas en coche por uno de los lugares más bonitos de la costa cantábrica. Partimos de la villa marinera de Ondarroa y nos adentramos en una carretera pegada a la costa con sus acantilados escarpados. Muchas curvas y un paisaje salvaje hasta llegar a Lekeitio, uno de los lugares más turísticos de Bizkaia con sus tres afamadas playas, a tope de ambiente en verano por estos lares.

Continuamos ruta hasta llegar a Elantxobe, pueblito marinero pegado al mar donde el autobús no tiene espacio para girar y lo hace mediante una plataforma giratoria (como el tranvía de San Francisco en California).

De Elantxobe nos dirigimos por las emblemáticas playas de Laga y Laida rodeando la reserva de Urdaibai, un lugar espectacular lleno de vida animal, por Sukarrieta (Pedernales), Mundaka, hasta Bermeo, el puerto de pesca más importante del País Vasco. Si seguimos ruta en nuestro coche nos toparemos con la impresionante ermita de San Juan de Gaztelugatxe adentrada en pleno mar Cantábrico.

Cangas de Onís-Bulnes, Picos de Europa (Asturias)

La segunda ruta en nuestro vehículo nos lleva hasta el encanto de los Picos de Europa en su parte asturiana.

Partimos de Cangas de Onís, primera ciudad del reino de Asturias: gran ambiente por sus calles, su mítico puente romano con la cruz asturiana, y un lugar donde ponemos en marcha el coche para dirigirnos por sinuosas carreteras la corazón de los Picos de Europa. Hemos obviado en esta ruta la subida a los Lagos de Covadonga porque suele estar cerrada para vehículos particulares de 7:30 a 21:30, lo cual no quiere decir que no propongamos su visita en los buses que suben a diario y quedarnos alelados ante el imponente paisaje que se nos aparece de repente.

Nosotros de Cangas de Onis nos dirigimos a Benia, la capital de Onís, comer de maravilla, por ejemplo, unas fabes, y admirar pueblos como Sirviella.

Desde Benia tomamos la ruta que hacia Cabrales, nos desviamos un poco para contemplar el famoso Picu Urriello (Naranjo de Bulnes) y proseguimos hasta Arenas de Cabrales, por algún pueblo cercano podemos contemplar las cuevas donde afina su intenso sabor el famoso queso de Cabrales. Llegamos a Poncebos, y ahí podemos aparcar el coche e iniciar caminando la concurrida Ruta del Cares, la otra opción es coger el tren de montaña que nos lleva hasta Bulnes, un pueblo otrora inaccesible y lleno de encanto.

Rías Baixas (Galicia)

Otra ruta agreste y espectacular por sus paisajes es la que nos llevará por las Rías Baixas gallegas. Podemos salir de la ría de Arousa, por ejemplo de Cambados y sus pazos de Albariño, bordear el océano y llegar hasta la península de O Grove, degustar una sabrosa mariscada o disfrutar de las olas en la playa de La Lanzada. Seguimos ruta hasta Sansenxo, la Marbella gallega, después nos dirigimos hacía la ría de Pontevedra donde podemos parar en el precioso pueblo de Comabarro con su hilera de hórreos a lo largo de la playa. La carretera nos lleva hasta Pontevedra, la capital de la provincia conocida por sus recogidas plazas con sus pazos, soportales y cruceiros, su bonito casco histórico y zona peatonal.

Con nuestro coche llegamos a la ría de Vigo, con una inexcusable visita al Mercado de la Piedra para tomarnos unas ostras recién cogidas y después callejear por la gran urbe gallega. Del puerto de Vigo parten los barcos hacia las islas Cies, un lugar natural maravilloso y donde se encuentra para algunos la mejor playa del mundo, la de Rodas, eso sí, el agua, fresca fresca.

Continuamos conduciendo hacia Bayona, su coqueto puerto, calles empedradas, fortaleza (Parador Nacional) y largo paseo marítimo; antes pasamos por Nigrán con sus pazos y sus inmensas playas.

Por último el GPS nos lleva hasta A Guarda, lo más al sur de Galicia, imprescindible subir con el coche hasta el castro de Santa Tegra que además del interés histórico merece el viaje por sus imponentes vistas. Podemos finalizar la ruta en la playa de o Muiño donde el Miño se funde con el Atlántico.

Sa Calobra (Mallorca)

Si alguien quiere emociones fuertes en un coche que baje la carretera de Sa Calobra en la isla de Mallorca. Curvas imposibles donde no caben dos vehículos, uno que sube y otro que baja, con el precipicio a un lado.

La cala hacia la que lleva la revirada carretera es preciosa y se encuentra enclavada en plena Sierra de Tramuntana, un lugar donde los picos se suceden, a veces nieva e incluso hay vida rural en plena zona turística como son las islas Baleares.

Dicen que desde Palma de Mallorca hasta Sa Calobra hay ochocientas curvas que atraviesan la Sierra de Tramuntana, la más conocida de ellas es el Nudo de la Corbata, con un lazo que hace que la vía pase por debajo de si misma.

Una vez visitado Sa Calobra es recomendable coger el coche y recorrer la zona de la sierra donde aparece Soller (la capital de la comarca y hasta donde llega el famoso tren que parte de Palma); Valdemosa y el recuerdo de Chopín y un lugar maravilloso en pleno acantilado como Deyá donde las puestas de sol son impresionantes.

Alpujarras (Granada)

Qué decir de Granada, podemos aparcar el coche y sólo dedicarnos a pasear por la capital con su Alhambra, Generalife, Albaicín, Paseo de los Tristes o el Sacro Monte.

Pero como nos gusta conducir nos vamos a ir hasta las Alpujarras granadinas. Vamos en dirección Lanjarón y desde la carretera podemos contemplar los imponentes picos del Veleta y el Mulhacén. El pueblo de Lanjarón es conocido por sus numerosas fuentes y su balneario, pasamos Órgiva y ascendemos al corazón de las Alpujarras. Nos topamos con Soportújar y sus brujas (hay una ruta ex profeso); llegamos al Conjunto Histórico del Barranco de Poqueira donde destacan los pueblos de Pampaneira (calles preciosas, estrechas con casas pintadas de blanco), Bubión (una buena parada para relajarse) y Capileira (el más alto del barranco, conserva intacta la arquitectura alpujarreña), como se ve los nombres de los pueblos son de ascendencia gallega provenientes de la repoblación cristiana después de la expulsión musulmana.

Continuamos en dirección a Trevélez y nos topamos con la Fuente Agría con, dicen, propiedades mineromedicinales, (el agua sabe a como si chupas una barandilla oxidada) y el Chorreón de Pórtugos, una bonita cascada de tonos rojizos.

Ponemos fin a nuestra ruta en coche en Trevélez, conocido como el pueblo más alto de España y sobre todo por su sabroso jamón con denominación de origen. Pueblo también de calles estrechas y bonitas casas blancas tradicionales de la Alpujarra.

Esperamos que estas propuestas sean de vuestro agrado y conduzcáis por ellas con precaución.

¡Buen viaje!

/ / /

También te podría interesar

Escápate con maxvan en primavera

Seis destinos a los que te puedes escapar esta primavera con tu furgoneta a la que le puedes montar el sistema maxvan y ampliar su volumen.

+

Seis destinos para disfrutar del invierno

El invierno también es una buena época para viajar, por eso os proponemos seis destinos en España para ir con tu coche, eso sí, no te olvides de las cadenas de nieve ene el maletero.

+

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios