Blog

Evitar distracciones al volante

Consejos

Evitar distracciones al volante

Ya está en vigor la reducción de la velocidad de los vehículos que circulan por las vías secundarias en España 100 km/hora a 90 km/h. Una medida que se espera reduzca la siniestralidad en ese tipo de carreteras. A estas normas de circulación también debemos añadir algo de nuestra parte, de los conductores.

Hoy os traemos al blog una serie de consejos de cómo debemos evitar las distracciones mientras conducimos. Recordad que un segundo de despiste a 100km/h son cerca de 30 metros recorridos sin control.

La DGT (Dirección General de Tráfico) aboga por ello y nosotros debemos ser conscientes de esas distracciones y mitigarlas en la medida de lo posible. Todos saldremos ganando.

Distracciones más habituales en un vehículo

1: Hablar por el teléfono móvil

Uno de los causantes de muchos accidentes. No podemos vivir sin él y en el coche también.  En una encuesta de la Asociación de víctimas (DIA) el 40 % de los conductores reconoce haberse puesto en peligro por usar el móvil al volante, de ellos el 37 % asumen que fue un peligro grave.

Otro dato interesante es que los propios conductores reconocen en un 53 % haber utilizado el móvil cuando esperan una llamada importante. Y eso que hablar por el móvil tiene una sanción de 200 euros y la pérdida de tres puntos.

Para hablar por teléfono es obligatorio el uso del dispositivo de manos libres, pero ojo que también aquí se pierde capacidad de concentración. Según la DGT hay estudios que apuntan que tras hablar más de tres minutos por el manos libres los conductores no perciben el 40 % de las señales, baja la velocidad y el tiempo de reacción es mayor.

2: El GPS y aplicaciones móviles

Sin duda este gran invento tecnológico es uno de los más útiles que se han incorporado a la conducción, pero también puede ser fuente de distracción. El 81 % de los conductores utiliza este tipo de ayudas (GPA o aplicaciones para el móvil tipo Google Maps).

El viaje hay que programarlo antes de iniciar la marcha y no ponernos a escribir cuando arranquemos, aunque vayamos a poca velocidad.

Debemos, también, el sistema de voz que evite mira constantemente al mapa electrónico del GPS. Recomendamos antes de salir de viaje comprobar que la voz está activada ya que luego nos podemos distraer buscando la función de voz.

Si todavía usamos mapas tradicionales, no hay que consultarlos en marcha, hay que parar fuera de la carretera y dar con la ruta correcta, memorizarla y reemprender el viaje.

La otra aplicación estrella es la del Whatsapp, mucha gente la lleva activa mientras conduce e incluso contesta. No lo hagas, es muy peligroso. No estaría de más que este tipo de apps tendrían el “modo coche” como el de “modo avión”.

3: Nuestros compañeros de viaje

Los hay de todo tipo callados, hablan ocasionalmente, conversadores, niños que no paran, somnolientos que te contagian el sueño. Para cada ocasión habrá que articular una solución para no desviarnos de nuestro principal propósito.

A todos nos gusta tener compañía e ir entretenidos, pero no debemos desviar la vista de la carretera, nuestra atención estará en la conducción y no entregados al cien por cien a la conversación.

La DGT aconseja mantener un buen ambiente dentro del coche y no mantener discusiones que nos distraigan, ya que la atención se puede dividir.

En cuanto a los niños, pueden ser un factor de distracción muy grande, hay que enseñarlos desde muy pequeños a que se comporten correctamente cuando viajen en coche. También es aconsejable que balones, pelotas o similares vayan en el maletero porque es una tentación muy grande para un niño que no juegue con ellos durante una largo viaje y distraiga al conductor.

4: Beber o comer en el interior del vehículo

Siempre vamos con prisa y hasta “ahorramos” tiempo comiendo o bebiendo dentro del coche en vez de parar ya vituallarnos tranquilamente en parado.

Tanto comer como beber dificulta la conducción ya que las dos manos deben ir al volante. Si solo llevamos una mano al volante el riesgo aumenta, y además puede ser considerada conducción negligente con la consiguiente sanción de 100 euros.

5: Fumar

El fumar dentro del vehículo además de poco saludable para el propio fumador y para los acompañantes es una fuente de distracciones. Hay que encender el cigarrillo, que no se caiga la ceniza y la vista se vaya hacia ella, apagar el cigarrillo correctamente o sujetarlo con una mano. No merece la pena. Si tenemos que fumar en trayectos largos, lo mejor es parar, por ejemplo cada dos horas y aprovechar entonces. Lo ideal sería no fumar nada en todo el viaje, la salud nos lo agradecerá.

6: Maquillarse o afeitarse con la maquinilla eléctrica

Son dos acciones que no es habitual ver pero que si se dan de vez en cuando. En todo caso no hay que hacerlo en el vehículo, aunque sea en un atasco. La atención la fijamos en nosotros mismos y no en la carretera y podemos provocar accidentes.

Lo mejor, levantarse 15 minutos antes y realizar en casa ese tipo de acicalamientos.

7: Mirar el accidente recién producido

Debemos conducir sin fijarnos en el accidente que está al alcance de nuestra vista, eso trae como consecuencia que interrumpimos la marcha normal de circulación y se puede provocar un accidente.

8: Distraerse con el paisaje

Muchas veces el viaje es monótono, puede ser aburrido y haga que perdamos atención en la carretera, o al revés, que sean unas vistas espectaculares y nuestros ojos se posen en lo que hay a través de los cristales. Precaución y vuelta la vista a lo que ocurra en la vía.

9: Leer en los atascos

Aunque estemos desesperados inmersos en un atasco no es conveniente leer el periódico, ni revistas dentro del vehículo, seguro que acabamos golpeando al coche delantero o que nos pite el de detrás porque no reiniciamos la marcha.

10: Búsqueda de objetos

También es normal que cuando vamos en un atasco a poca velocidad que nos pongamos a buscar algo por el coche con la consiguiente distracción que puede acabar en accidente y el engorro de hacer papeles y demás.

Estos son los consejos para evitar distracciones mientras conducimos. Esperemos que os sirvan.

Precaución al volante y buen viaje.

/ / / /

También te podría interesar

Cómo conducir en ciudad con precaución

En verano también debemos de conducir con precaución en nuestras ciudades. La gente sale más a la calle o se desplaza más en coche por asuntos de ocio. Debemos respetar tanto a otros vehículos como a los viandantes.

+

Cómo evitar el sueño mientras conducimos

Tres de cada 10 accidentes de circulación se producen como consecuencia de que el conductor se duerme al volante. Aquí tienes unos consejos para evitar el sueño en el coche.

+

Comentarios

No hay comentarios