Blog

Cómo usar correctamente las luces del coche

Consejos

Cómo usar correctamente las luces del coche

La importancia de una buena utilización de las luces en el vehículo es fundamental para una segura conducción, tanto para el coche que las usa como para el resto de usuarios que circula por las diversas infraestructuras.

Las luces las ponemos para ver mejor y para que también nos vean y reducir la posibilidad de accidentes. No olvidemos que un alumbrado adecuado es imprescindible en situaciones como casos de emergencias, dejar el coche inmovilizado en vías poco iluminadas, hacerse de noche, carreteras con curvas, túneles, poca visibilidad por cuestiones climatológicas, etc.

Antes de nada es clave contar con las luces precisas sin olvidarnos de las luces traseras, de freno, marchas atrás y antiniebla. Ah, y reglar correctamente los faros, sobre todo si vamos cargados y existe la posibilidad de deslumbrar.

Lo primero que debemos hacer es conocer exactamente dónde están los mandos específicos de las luces en el vehículo que vamos a conducir. Muchas veces nos dejan o alquilamos un coche y nos las deseamos para saber “cómo van las luces”

¿Cuando hay que encender las luces? La norma dice que se encienden entra la puesta de sol y su salida por la mañana, pero lo normal es utilizarlas cuando exista poca visibilidad, por ejemplo, días oscuros, tormentas, etc.

Tipos de luces

Luces de posición

Se encienden siempre que usemos las cortas, largas y antiniebla. La norma dice que si inmovilizamos un vehículo en la calzada o en el arcén, las debemos encender. No hay que circular solamente con ellas nunca.

Luces de cruce (corta)

Son las más habituales, se usan de noche en todas las vías, y de día cuando no existe visibilidad por niebla, lluvia, nevada, polvo o humo. También se recomienda usarlas siempre de día ya que los vehículos se distinguen mejor.

Si se tienen luces diurnas hay que recordar que sólo son delanteras y no hay traseras, por lo que se recomienda usar las cortas.

Luces de carretera (largas)

Son con las que mejor se ve de noche, tiene largo alcance desde el que se aprecian los detalles de las vías y la conducción se hace más segura de noche.

Eso sí, no hay que usarlas: cuando con las de cruce vemos suficiente, cuando podamos deslumbrar a otro conductor (ojo a los que vienen en sentido contrario -aunque sea en autovías con mediana- como a los que vamos a alcanzar por detrás) o cuando circulemos por zonas urbanas.

Las “largas” también se utilizan para avisar mediante ráfagas para avisar de algunas acciones, por ejemplo, iniciar un adelantamiento y avisar al vehículo que nos precede.

Antinieblas

En las delanteras se trata de una luz potente, ancha y baja, nos viene muy bien para seguir las líneas del borde de la calzada. Se pueden utilizar solas o con las de cruce y largas. No es obligatoria.

En cambio las antinieblas traseras si son obligatorias, ya que son fundamentales para que nos vean en caso de poca visibilidad por niebla. Y un matiz, no encenderlas cuando no sea necesario ya que para los conductores que van detrás es molesta y deslumbra.

Luz de marcha atrás

Es la que se enciende automáticamente al meter la marcha atrás. Avisa a peatones y conductores de que el vehículo circula hacia atrás.

Luces de freno

Son las que indican a los conductores que circulan detrás de nosotros que estamos iniciando una frenada. Son luces de seguridad.

Luces de emergencia

Se activan los cuatro intermitentes a la vez, por ejemplo, en una frenada de emergencia o estamos parados en caravana o por obras.

Intermitentes

Se usan para informar al resto de conductores del inicio de maniobras y así ellos actúen en consecuencia.

/

También te podría interesar

Consejos para limpiar correctamente el coche

Después del verano es conveniente realizar una buena limpieza en nuestro vehículo. Han sido muchos los kilómetros realizados y la suciedad acumulada. Es hora de dar un manguerazo a la carrocería, llantas, lunas, etc.

+