Blog

Qué peligros debemos evitar al volante

Consejos

Qué peligros debemos evitar al volante

Con la primavera llega el buen tiempo y parece como que nos animamos más a viajar y por ende a coger el coche. Claro que sí, es el momento de conocer nuevos lugares y gente, pero ojo, vamos a hacerlo con precaución al volante, por eso hoy os traemos una serie de consejos para evitar esos peligros que pueden traer como consecuencia un funesto accidente.

Antes de nada debemos tener bien interiorizado que hay que cumplir las normas de circulación. Si las hacemos caso a rajatabla tendremos mucho ganado.

La Dirección General de Tráfico (DGT) nos alerta de dichos peligros al volante y su consecuencia monetaria.

Circular sin luces: No hace falta que sea totalmente de noche. Debemos encender el alumbrado del coche cuando no haya visibilidad, no solo debemos ver bien los que conducimos el vehículo sino que es fundamental que nos vea el resto de usuarios que circulan por la vía y calculen el ancho de lo que ocupamos en la carretera.

Abrir la puerta del coche sin mirar. Hay que cerciorarse mediante los espejos retrovisores que podemos abrir la puerta del vehículo, pueden pasar ciclistas, peatones o nos puede atropellar otro vehículo que no detectemos que circula en ese momento.

Neumáticos desgastados: Por dejadez hay conductores que apuran mucho el cambio de neumáticos. El dibujo de la rueda no puede bajar de los cuatro milímetros. Si los tenemos desgastados podemos tener un accidente por deslizamiento, sobre todo cuando el firme está mojado.

No dar el intermitente: Algunos conductores creen que los demás sabemos a dónde van y qué cruce o salida van a tomar. Cuando iniciamos la maniobra de adelantamiento o cambiamos de dirección hay que poner el intermitente. Y el riesgo de accidentes disminuirá.

Parar en una parada de autobuses: Esto puede provocar una alteración del tráfico con el consiguiente peligro de accidente, por ejemplo, al forzar a maniobrar al autobús o tener que invadir la calzada los viajeros para montar en el bus.

Circular todo el rato por la izquierda: Hay auténticos especialistas en ello que hace que se entorpezca la circulación. El peligro en este caso es muy real ya que algunos caen en el adelantamiento por la derecha y se pueden ver afectados varios peligros con la maniobra.

Llegar al stop y hacer un ceda el paso: En vez de parar del todo a veces nos entra el deseo de realizar sólo un ceda el paso. Craso error, por algo está la señal de stop, normalmente porque es un cruce muy peligroso, así que a parar toca. Ojo, porque serán 200 euros de multa y la pérdida de cuatro puntos.

Transportar la carga mal colocada: En este caso puede ser habitual en furgonetas o vehículos de mercancías y provocar accidente. Debemos colocar la carga correctamente como explicamos en un post anterior.

Aparcar en la acera: Además de entorpecer a los viandantes el coche puede quedar medio salido y provocar algún toque con otros vehículos.

Estacionar en doble fila: También habitual en las ciudades con menos cultura vial. Esta situación entorpece la circulación y minimiza la capacidad de absorber tráfico de las calles.

No colocarse el cinturón de seguridad: Hace unas semanas la DGT detectó a casi 4.500 usuarios que iban sin cinturón de seguridad, el 76 % de ellos conducía en vías secundarias. No lo dudes, ponte el cinturón, salva vidas.

No realizar un buen mantenimiento del vehículo: Aquí también la dejadez puede ser un peligro cuando conduzcamos. Hagamos las revisiones cuando nos toca, así nuestro coche no nos dejará colgados y no pondremos en peligro nuestra seguridad ni la del resto de usuarios de las carreteras.

Así que para evitar accidentes ya sabemos todo lo que no hay que hacer.

Precaución al volante y ¡buen viaje!

/ / / /

También te podría interesar

Evitar distracciones al volante

Debemos estar atentos cuando conducimos un vehículo, por eso hay que evitar distracciones al volante, por ejemplo con el móvil y el GPS.

+

Cómo conducir en ciudad con precaución

En verano también debemos de conducir con precaución en nuestras ciudades. La gente sale más a la calle o se desplaza más en coche por asuntos de ocio. Debemos respetar tanto a otros vehículos como a los viandantes.

+

Comentarios

No hay comentarios